En este post hablaremos de los ataques de epilepsia que son más comunes en el caniche y que debemos hacer para estar muy alerta.

epilepsia en el caniche toy
Caniche poodle enano de color apricot.

EPILEPSIA ESENCIAL EN EL EL CANICHE

La epilepsia es una anomalía congénita caracterizada por convulsiones recurrentes de causa desconocida en los caniches.

Todo parece indicar que es hereditaria en todas las tallas de caniches (caniche gigante, caniche standard, caniche enano y caniche toy), que presentan un riesgo importante de padecer este síndrome.

Es una enfermedad muy conocida en medicina veterinaria, y los síntomas se manifiestan entre los seis meses y los cuatro años.

Todo parece indicar que los caniches de raza pura son más frágiles ante esta afección neurológica. No se excluye la posibilidad de que se trate de una enfermedad hereditaria. Es aconsejable evitar la reproducción de poodles epilépticos. Generalmente, la primera reacción ante una crisis convulsiva es de pánico. Hay que reconocer que un perro que sufre temblores en todo el cuerpo, que saliva y tiene los ojos en blanco causa un gran impacto.

Es conveniente, sin embargo, proceder con tranquilidad y autodominio.

Las convulsiones son crisis neurológicas, a menudo de corta duración, aunque en el momento de producirse parece que duren una eternidad.

NORMAS PARA EL TRATAMIENTO DE LA EPILEPSIA EN LOS TIPOS DE CANICHE

VIDEO: QUÉ HACER ANTE UN ATAQUE EPILÉPTICO DE TU CANICHE

EL MAL CADUCO

Los ataques de epilepsia se clasifican bajo los nombres de epilepsia esencial o mal caduco. Las crisis epilépticas que presentan características similares se llaman crisis epileptiformes.

Estas crisis surgen en los distintos tipo de caniche antes del tercer año de vida, y resulta muy difícil determinar lo que puede provocarlas. Son estímulos desencadenantes los siguientes: una gran alegría, el miedo, el ruido, una luz excesivamente intensa… Por lo tanto, es casi imposible intervenir en el entorno del poodle para evitarlas, a menos que lo aislásemos en una bola de cristal.

La epilepsia se puede tratar. Sin embargo, es imprescindible no actuar con nerviosismo y estresar al perro epiléptico.

El primer paso es saber distinguir una crisis epiléptica en los caniches, cuyo encadenamiento de síntomas es muy característico.

caniche micro toy blanco epilepsia
Caniche poodle micro toy de color blanco.

FASES DE LA CRISIS EPILÉPTICA

La epilepsia se describe médicamente como contracciones musculares intensas, involuntarias y espásticas.

Una de las características de la epilepsia es su carácter habitual.

La crisis sigue un proceso muy concreto. Durante la fase inicial, denominada aura, el poodle siente que le pasa algo extraño, respira más fuerte y parece nervioso.

A continuación, le sigue el periodo clónico caracterizado por los movimientos de pedaleo. Las extremidades le tiemblan y el pequeño caniche aparenta estar inconsciente, saliva y se orina. Debemos protegerlo de sus propios espasmos, porque puede golpearse la cabeza.

Esta etapa da paso al periodo tónico, donde las extremidades de los tipos de caniches quedan rígidas, como tetanizadas.

Finalmente, se produce la llamada “vuelta a la calma”. Los caniches de distinto tamaño resultan muy fatigados, no reconocen a sus dueños y no se recuperan realmente hasta después cuatro o cinco horas de la crisis, que sólo dura de dos a cinco minutos.

La alternancia de los movimientos espásmicos y de rigidez es típico de la epilepsia. Es muy importante no dejarse llevar por los nervios y prestar atención a las diferentes etapas cuando se produzcan las crisis. Esto servirá de gran ayuda para el veterinario.

cachorro de poodle enano rojo epilepsia
Cachorrito de caniche poodle micro toy en color rojo.

EL TRATAMIENTO DE EPILEPSIA PARA EL POODEL

El punto principal del tratamiento de la epilepsia en caniches es reducir la frecuencia, la duración y la intensidad de la crisis porque la curación completa es muy complicada.

Antes de proponer un tratamiento hay que diagnosticar de manera muy precisa. La enfermedad solo se medicará si el caniche sufre más de dos crisis al mes.

La eficacia del tratamiento no se puede saber hasta pasadas dos semanas. Puesto que las dosis se calculan en función del peso del animal y luego se adaptan en función de sus reacciones, la concentración en la sangre debe ser fija para valorar el efecto del medicamento.

Aparte del tratamiento preventivo, además hay un tratamiento curativo, consistente en una inyección intravenosa de calmantes, que el veterinario administrará en el momento de producirse la crisis.

ESTA ES TODA LA INFORMACIÓN QUE DEBES SABER ACERCA DE LA EPILÉPSIA EN EL PERRO CANICHE. ¡ESPERAMOS QUE OS HAYA SERVIDO DE MUCHA AYUDA!